Blanqueamiento Dental

 

 


DESCRIPCIÓN

Mantener cuidados los dientes es importantes porque una bonita sonrisa logra embellecer el rostro. Pero en ocasiones, el café, el tabaco y los malos hábitos en la alimentación y en la higiene bucal llegan a oscurecerlos con el tiempo. Gracias al Blanqueamiento Dental se consigue aclarar el tono de los dientes y disolver las manchas sin afectar el esmalte y generalmente en una única sesión.

BLANQUEAMIENTO

Se caracteriza por ser el blanqueamiento más moderno y sofisticado diseñado hasta el momento a nivel mundial fabricado por científicos de la NASA. Se trata de un procedimiento realizado con luz gas de plasma que no produce calor, es totalmente frío, no arremete el esmalte dental. Se puede realizar periódicamente de acuerdo a los hábitos de cada persona, es absolutamente seguro, no produce sensibilidad y en los pocos casos en que se produce no dura más de 24 horas.

La duración es de más de 4 años y puede repetirse sin ningún problema sin afectar el esmalte dental.
El tiempo de ejecución es de una hora y es el primer sistema de blanqueamiento dental en el mundo que de manera efectiva y segura blanquea los 20 dientes frontales a la vez.

CONSEJOS DURANTE EL TRATAMIENTO

– Evitar dentro de lo posible el consumo de: Té, café, tinto y tabaco.
– Evitar el consumo de cítricos.
– Evitar el consumo de alimentos excesivamente azucarados.
– Tener una higiene dental correcta (cepillado dental y uso de seda dental).

CONSEJOS PARA MANTENER LOS DIENTES BLANCOS

– Que el color de los dientes se mantenga estable dependerá de:
– De la química individual de cada boca.
– De los alimentos que consuma (alimentos con colorantes tales como el té, café, vino tinto).
– Si somos fumadores o no.
– De las medidas de higiene que practiquemos.

MANTENIMIENTO

– Evite en la medida de lo posible alimentos que “manchen” la superficie de los dientes.
– Si fuma la invitamos a que intente reducir o suprimir el consumo de tabaco.
– Realice una higiene dental exquisita.
1. Cepíllese los dientes tres veces al día.
2. Utilice una pasta de dientes con un grado de abrasividad adecuado.
3. Utilice una pasta de dientes blanqueadora.
4. Utilice seda dental.
– Realice una limpieza profesional dental al año.