EL TIEMPO

 

Ahora se puede tener una sonrisa hollywoodense o de comercial de televisión, ya que hay una rama de la odontología encargada de la rehabilitación oral y que permite restablecer la dentadura que el paciente ha perdido por causa de la caries, por accidente o simplemente mejorar estéticamente la apariencia.

Según Jorge Fajardo, odontólogo con una preceptoría en rehabilitación oral y que ha trabajado en la imagen bucal de reinas de belleza, modelos, presentadoras de televisión y actrices, ahora hay varios formas de adquirir una bella sonrisa.

Si el paciente ha perdido uno de sus dientes o una de sus muelas, estos se pueden restablecer por medio de implantes osteo-integrados, prótesis fijas, prótesis removibles y fusionada.

Implante osteo-integrado Este se realiza cuando se ha perdido uno o más dientes. El procedimiento consiste en introducir un tornillo de titanio en la parte del hueso del diente ausente, con el fin de construirle una corona en porcelana.

Sin embargo, este proceso tiene una serie de condiciones para poder ser efectuado como: el hueso debe estar sano, el paciente no puede presentar enfermedades sistémicas contraproducentes como la diabetes, debe tener buena coagulación o cicatrización y no puede tener problemas mentales o discapacitaciones que impidan la correcta limpieza de los dientes.

Prótesis fijas En este caso se hace un nuevo diente con una corona hecha en porcelana, la cual se adhiere a los dientes vecinos, los que también son tratados con porcelana en su parte anterior.

Prótesis removibles Se elabora el diente en porcelana, pero puede ser removible mediante un sistema de ganchos con los que se ajustan.

Prótesis fusionada Se realiza el mismo trabajo que en la prótesis fija, con la diferencia que la adhesión a los dientes vecinos se realiza por la parte posterior de los mismos. Este método lo escogen las personas que no quieren que se utilice la cara anterior de los dientes.

Más ventajas La odontología estética también cubre el área de las curaciones, es decir, de la aplicación de las conocidas calzas, las cuales pueden ser hechas con amalgamas, resinas e incrustaciones en porcelana.

Para Fajardo, a pesar de que la amalgama es un gran material no se utiliza con la misma frecuencia, ya que estéticamente no son funcionales.

La resina es un excelente material odontológico y ofrece la ventaja estética de quedar con el mismo color del diente, y se trabaja especialmente en los dientes anteriores.

En los dientes posteriores, la resina se usa si la cavidad es muy pequeña, ya que no presenta buena resistencia a la tensión y a la compresión, por lo que se desgastan con cierta rapidez.

Cuando las cavidades son grandes la alternativa es colocar amalgamas, incrustaciones metálicas o porcelana, siendo este último material el más apropiado estéticamente.

Reconstrucción de dientes Las láminas en porcelana se utilizan para reconstruir dientes que por alguna razón perdieron su forma, función o estética. También permiten jugar con el color de la restauración o posibilitan alargar los dientes siempre que permitan una correcta oclusión de la boca.

Ver más en:

http://app.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-772400